lunes, 23 de febrero de 2015

GALILEA. PALESTINA EN TIEMPOS DE JESÚS


De oeste a este se pueden distinguir en Palestina tres grandes regiones naturales:
.-la llanura costera;
.- la zona montañosa, que recorre el país de norte a sur a ambos lados del río Jordán,
.- y la depresión del río Jordán, en la que se hallan el mar Muerto y el mar de Galilea (llamado también mar de Genesaret o lago Tiberíades).
El Jordán divide el territorio en dos grandes regiones: la Cisjordania, al oeste del río, y la Transjordania, al este.
En la Cisjordania se encuentran escalonadas, de norte a sur, las regiones de Galilea, Samaría y Judea.
1.1. Galilea 
Es una región montañosa, al norte de Palestina, con una fértil llanura bordeando el mar de Genesaret. En su parte montañosa están las poblaciones de Naín, Nazaret y Caná. La llanura del mar de Genesaret era abundante en cereales, fruta, olivos y vid, así como en pesca y derivados. Allí estaban las ciudades de Cafarnaún, Corozaín y Betsaida.

De Galilea era originario Jesús y en Nazaret vivió hasta el comienzo de su vida pública. De ahí que el lenguaje de Jesús esté plagado de comparaciones agrícolas y pesqueras. También gran parte de sus discípulos eran de esta región. En Cafarnaún Pedro tenía su casa, en ella descansaba el Señor a menudo, después de sus viajes recorriendo todas las aldeas.

Por haberse fusionado la población con extranjeros, no judíos de religión, los galileos no eran bien vistos por los judíos fervientes, que llamaban a la región "Galilea de los gentiles", algo así como "el distrito de los ateos".

1.2. Samaría:

Está situada entre Galilea, al Norte, y Judea, al Sur. Es fértil y con alto nivel urbano. Sus habitantes nunca fueron auténticamente judíos de religión, ya que muchos de ellos descendían de colonos extranjeros.
Así puede entenderse ese diálogo, ante el pozo, entre Jesús y la Samaritana. Diálogo que parece un intento de ligue.

Los samaritanos eran seguidores de la Ley: admitían sólo el Pentateuco, rechazaban el resto de los libros del Antiguo Testamento y no reconocían a Jerusalén como centro religioso. Ellos tienen su templo en el monte Garizín, en Síquén. Entre ellos y los judíos existía un odio mutuo.

Ciudades importantes eran Samaría, Siquén y Cesarea.
¿Recuerdan la parábola de “el buen samaritano”? “Bajaba un hombre de Jerusalén a Jericó…” (Una pregunta: ¿“Bajaba o subía”?, porque Jerusalén está al sur respecto a Jericó. A no ser que sea porque Jericó se encuentra junto al Río Jordán, en la depresión, más bajo respecto al nivel del mar.
La parábola es una puya de Jesús a los sacerdotes y levitas judíos, frente al poco o nada creyente samaritano, más humanitario...


1.3. Judea:

Es la región sur de Palestina, la más extensa y la más despoblada y pobre. La ciudad principal de Judea es Jerusalén. Su importancia es, en primer lugar, religiosa: allí está el único templo judío del mundo, al que todos deben peregrinar. A este motivo hay que añadirle su importancia política, ya que es la sede del sanedrín, cuya competencia se extiende a todos los judíos del mundo. Los dos motivos anteriores producían un tercero: su importancia económica. La gran afluencia de peregrinos la hacía centro de grandes negocios monetarios, de banqueros, recaudadores de impuestos, mercaderes de esclavos y de ganado.

Otras ciudades importantes de Judea son Hebrón, Belén, Emaús, Betania y Jericó (la ciudad residencial de los sacerdotes de Jerusalén).
Jesús, "Recorría toda Galilea enseñando en las sinagogas y proclamando el Evangelio del Reino, curando las enfermedades y dolencias del pueblo. Su fama se extendió por toda Siria y le traían todos los enfermos aquejados de toda clase de enfermedades y dolores, endemoniados, lunáticos y paralíticos. Y él los curaba. Y le seguían multitudes venidas de Galilea, Decápolis, Jerusalén, Judea y Transjordania" (Mt 4,23-25).

Galilea, pues, estaba situada al Norte de Israel o Palestina, era un territorio de paso entre el mar y las áridas regiones del interior.
Jesús era galileo. Y en Galilea había pocos judíos (una exigua minoría). Su población era una amalgama de griegos, caldeos, egipcios, fenicios, gente de paso…

En tiempos de Jesús nada que ver Galilea con el resto de Israel, sobre todo con Jerusalén.

Jesús nunca se encontró a gusto en Jerusalén.

En Galilea Jesús predicaría lo que le diera la gana sin ser molestado, ¿pero en Jerusalén?
Allí estaba el Templo, principal fuente de divisas (como el turismo español, pero por motivos religiosos) y el Sanedrín no podía consentir que un venido de fuera les fastidiara el negocio de ingresos por la venta de animales para el sacrificio, el cambio de moneda,..

De la tolerancia religiosa galilea a la intolerancia fundamentalista de Jerusalén.

Sólo después de la caída de Jerusalén, año 70, los judíos expulsados de Jerusalén y de Judea se refugiaron en Galilea, a la que convirtieron en foco del Renacimiento Judío y del Rabinismo.

De Nazaret (Galilea) a Belén (a 8 kilómetros de Jerusalén) hay una distancia de 162 Kilómetros, en las carreteras actuales y terreno accidentado. (¿Hechos, estos kilómetros, en una burra, una mujer a punto de dar a luz y un viejo como marido?).


Jesús de Nazaret (Galilea), no Jesús de Belén (Judea). Éste es el remiendo posterior “para que pareciera que se habían cumplido las Escrituras”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario