viernes, 1 de junio de 2018

LA PALABRA/EL CONCEPTO "DIOS" EN NUESTRA CULTURA OCCIDENTAL (3)


- “Lo quieras o no, la última palabra la tendrá DIOS” (siempre se hará su voluntad, aunque n o lo quieras).

- “DIOS escribe siempre derecho, pero a veces con renglones torcidos” (Aunque muchas veces no lo entendamos …)

- “DIOS acude siempre a quien le llama, pero a veces tarda en llegar” (Hay que seguir, siempre, insistiendo, pidiendo, porque, al final, llega)

- “DIOS aflige a los buenos también. Él solo sabe por qué” (Como a Job, Dios manda pruebas también a los buenos, aunque ellos no sepan por qué y crean que no se lo merecen. Son los arcanos de Dios)

- “DIOS al humilde levanta y al orgulloso quebranta” (Son las bienaventuranzas: “bienaventurados los pobres, los humildes, los que sufren,…”pobres los soberbios, vanidosos,….”. “Poneos, siempre en último lugar, así, cuando el Señor llegue….”)

- “DIOS tiene una caña muy larga, que a todas partes alcanza” (Nadie escapa a la vista de Dios, por mucho que se esconda o crea que Él no lo ve).

- “DIOS aprieta, pero no ahoga” (Aunque las pruebas sea duras, nunca acabarán con tu vida, resiste, aguanta,…)

- “DIOS castiga sin palo ni piedra” (Son infinitas las maneras con que Dios puede ponerte a prueba).

- “DIOS consiente, pero no siempre” (Nunca abuses de la paciencia de Dios porque puede que…)

- “DIOS es más grande que el mundo” (Aunque nos parezca que el mundo es infinito, Dios siempre es mayor).

- “DIOS da las nueces, pero uno tiene que aprender a limpiarlas” (Siempre habrá que cooperar en la obra del Señor, nunca se te da todo hecho).

- “DIOS me dé contienda con quien me entienda” (Ojalá que la prueba no sea sino manejable por mi parte)

- “DIOS me guarde de falsos amigos, que de mis enemigos me cuido yo” (Tener cautela ante los que aparentan ser amigos pero que…).

- “DIOS me lo dio y DIOS me lo quitó: bendito sea Dios” (Todo lo que tenemos depende de Él)

- “DIOS no ayuda a los holgazanes” (Es necesario poner de nuestra parte y cooperar, el trabajo siempre ayuda)

- “A quien se ayuda, DIOS le ayuda” (Cuando luchas por algo y se consigue, no es tuyo todo el mérito, Dios ha ayudado, aunque parezca que no)

- “A DIOS rogando y con mazo dando” (Es otra manera del “Ora et Labora” de los monjes. No basta con pedirlo, hay que merecerlo)

- “DIOS no cumple todos nuestros deseos. Afortunadamente” (No pidas cosas imposibles)

- “DIOS no dio alas a las culebras, porque aun volando morderían”

- “DIOS no pone problema tal, que no pueda resolverse”

- “DIOS nos dé lo necesario, que ser rico es un calvario”.

- “DIOS nos libre del hombre de un solo libro”

-“DIOS nos libre de sufrir todo lo que el cuerpo puede soportar”

- “Desde el principio de la creación, de DIOS en la mente ya estaba yo (La Presciencia divina).

- “DIOS perdona a quien su culpa llora” (Bienaventurados los arrepentidos…es necesario el arrepentimiento)

- “DIOS perdona siempre, los humanos a veces, la naturaleza nunca”.

- “DIOS pocas veces quiere obrar, Él prefiere cooperar” (Los milagros no ocurren fácilmente, hay que currárselos)

- “DIOS da la enfermedad y también el remedio (menos para la última” (Al final, la muerte siempre)

- “DIOS retarda la justicia, pero no la olvida”

- “DIOS te dé paz y paciencia y muerte con penitencia”

- “Que DIOS nos coja confesados”.

- “DIOS es un seguro pagador” (los méritos que hagas siempre serán recompensados)

- “Los molinos de DIOS muelen despacio”

- “DIOS templa el viento para el cordero esquilado” (Nunca te abandonará totalmente)

- “Invoca a DIOS, pero no navegues entre los escollos” (No tientes a Dios)

- “A quien madruga DIOS le ayuda”.

- “DIOS amanece para los buenos y para los malos” (Dios es Padre de todos los hombres)

- “El vecino, como DIOS te lo diere; el amigo, como tú lo eligieres”.

- “O con el mundo o con Dios; pero no con los dos” (hay que elegir, no se puede servir a dos Señores…)

- “Socorrer al porDIOSsero es prestar a DIOS dinero” (Él te lo devolverá. Y con creces)

- “De ésta me saque DIOS, que en otra no me…”


LA PALABRA/EL CONCEPTO "DIOS" EN NUESTRA CULTURA OCCIDENTAL (2)


- “DIOS, DIOS, DIOS” (y repetido) es el grito que yo tengo en la recámara para el día que me toque el euromillón.

- “DIOS, DIOS, DIOS” es el gemido-grito que el varón jadea cuando, subiendo, está a punto de llegar a la cima del orgasmo que responde a “¿cómo es posible tanto placer”) y (repetido, muchas veces por un “sigue, sigue, sigue”.

- “Que DIOS le ampare” (era mi único recurso, verbal, de estudiante, cuando sólo tenía perspectivas ricas, pero bolsillos vacíos).

- “Que Dios se lo pague” (era la recompensa, verbal y sentida (seguro estoy) cuando a un/a porDIOSero/a le ponía algo en su mano o en su bote)

- “¡Por DIOS!” (lo que todo decimos cuando nos extraña lo que dice o lo que hace alguien conocido)

- “Vaya Ud. con DIOS” (un deseo, a veces, quizá, no sentido, pero sí pronunciado ante una despedida).

- “DIOS lo ha castigado” (cuando un creyente valora una circunstancia adversa a un no creyente)

- “Soy ateo por la gracia de DIOS” (decía Buñuel)

- “Yo no aguanto este sinDIOS” (en la película “Amanece que no es poco”)

- “Que baje DIOS y lo vea” (quiero habérselo oído decir, o leído, a Santiago Carrillo es sede parlamentaria)

- “Si DIOS quiere y el tiempo no lo impide” (mañana, domingo, a las 5 de la tarde tendrá lugar la corrida de…)

- “ADIÓS” (despedida habitual).

- “Bendito sea DIOS” (cuando, al final, el alumno acierta con la respuesta adecuada)

- “Estaría de DIOS” (cuando ocurre alo inesperado y, generalmente, desgraciado).

- “Hacer las cosas como DIOS manda” (cuando se afirma que las cosas deben hacer según la noma).

- “Le ha venido DIOS a ver” (cuando la suerte le sonríe a alguien)

- “Dejado de la mano de DIOS” (cuando a alguien todo le sale mal).

- “Esto no hay DIOS que lo entienda” (que le decía yo, a algún alumno, cuando intentaba leer lo que ponía en un examen)

- “DIOS, DIOS, DIOS” (que decía yo ante el golazo de la joven malagueña en la selección nacional femenina hace, tan sólo, unos días)

- “Te juro por DIOS” (acompañado, a veces, con la coletilla de “y, si no, que me castigue”) (poner a Dios por testigo, para afirmar y reiterar que es cierto lo que dices, has dicho o hecho)

- “Que DIOS nos proteja” (ante una posible calamidad o infortunio)


LA PALABRA/EL CONCEPTO "DIOS" EN NUESTRA CULTURA OCCIDENTAL (1)

¿Cuál es vigencia de la palabra/concepto “Dios” en nuestra cultura y en nuestra vida cotidiana, a pesar de la progresiva secularización de la sociedad y del avance del laicismo?

La palabra “Dios” ha estado en nuestra boca y en la punta de nuestra lengua, y la hemos pronunciado muchísimas veces.

! He oído tantas veces decir que los libros de la Biblia eran textos históricos, textos religiosos, textos proféticos, revelados por Dios, inspirados… que…. ¡

Pero desde el primer curso de filosofía, y ya en ética, le insistía a mis alumnos qué campos semánticos, qué horizontes tan distintos, son el del SER, el del DEBER y el del PODER.

No se puede dar el salto, de manera lógica, correcta, del SER al DEBER ser, pero sí al POER ser.
Si algo ES, es porque PUEDE ser, pero no porque algo SEA, DEBE seguir siéndolo.

Cuando mis alumnos me decían: “Siempre ha HABIDO ricos y pobres”, yo les respondía que del HECHO de que así haya SIDO siempre, y hasta hoy, no quiere decir, no se puede concluir, que DEBA seguir SIÉNDOLO, habiéndolos.

Claro que, si así ha SIDO es porque PODIA serlo, pero no que DEBA seguir siéndolo.

Es el clásico adagio (¡perdón por el latinajo¡): “ab ESSE ad POSSE valet ilatio, sed ab POSSE ad ESSE non valet ilatio”.

Que el Cristianismo ha influido mucho, muchísimo, a lo largo de más de 2.000 años en la cultura occidental, nadie lo duda.
A todos los niveles.
A nivel social, a nivel político, a nivel moral, a nivel familiar, a nivel económico, a nivel artístico, literario, poético, bibliográfico, vital,…incluso lingüístico y semántico.
Expresiones de uso corriente que tienen origen bíblico o cristiano:

- “Buenos días nos dé DIOS” (era el saludo habitual al levantarte y ver al primero de la familia).

- “Hasta mañana, si DIOS quiere” (siempre lo decía, de niños).

- “Quedad con DIOS” (les digo a diario a mis compañero de gimnasio cuando, tras ducharme, allí los dejo)

- “Que DIOS te ayude” (la despedida de mi familia cuando iba a examinarme, aunque fuera del carnet de conducir)