viernes, 18 de agosto de 2017

SANTO TOMÁS DE AQUINO: LA SEXUALIDAD Y LA MUJER (4)


Si yo me apoyo en el pensamiento de un autor es porque estoy, en lo esencial, de acuerdo con él.

Sin embargo los tomistas acérrimos escamotean contenidos de la obra de Santo Tomás cuando puede perjudicarle, a él y a la Iglesia Católica.

“La mujer es defectuosa y mal nacida” dice Tomás de Aquino.

 “En lo que se refiere a la naturaleza del individuo, la mujer es defectuosa y mal nacida, porque el poder activo de la semilla masculina tiende a la producción de un perfecto parecido en el sexo masculino, mientras que la producción de una mujer proviene de una falta del poder activo.” (Santo Tomás de Aquino, Summa Theologica)

Y es cierto que, así, literalmente, lo dice.

Pero los tomistas, para disculpar ese pensamiento, recurren y afirman que hay que ir a la fuente de lo dicho.

Así nos encontramos con que en la primera parte de la Summa Theolgica, tratando acerca de Dios, se habla de la creación y de las criaturas, específicamente de la creación del hombre y en la cuestión 92 de esta primera parte, titulado “el origen de la mujer", aparecen 4 artículos, el primero de los cuales se pregunta;

 “Al producir Dios la primeras cosas ¿debió o no debió hacer a la mujer?”

En otro lugar me he extendido sobre la estructura de dicha obra (La Summa Theologica): Pregunta – objeciones (los que responden que no a la pregunta) – respuesta a estas objeciones – posición ortodoxa – argumentos de autoridad sobre la posición ortodoxa – respuesta y posición/postura del autor – corolarios.

En este caso, la primera objeción a que la mujer haya sido hecha junto con las primeras cosas, se toma de Aristóteles (siglos anterior al Cristianismo aunque posterior a la aparición del Génesis), que, como es sabido, Aristóteles es, no sólo una, sino la principal de las grandes influencias del Santo.

Objeciones por las que parece que la mujer no debió ser hecha en la primera producción de las cosas:

1.    Dice Aristóteles en el libro “De Generatione Animalium”:

“La mujer es un varón frustrado. Pero en la primera creación de las cosas no era conveniente que hubiera nada frustrado ni imperfecto. Por lo tanto, en la primera institución de las cosas no debió ser hecha la mujer”.

O sea, que la idea de la inferioridad de la mujer no proviene del cristianismo (cosa que ya todos sabíamos), sino que se remonta a los griegos, y no a cualquiera, sino al máximo representante de la filosofía clásica. 

Santo Tomás dice:

1.    Considerada en relación con la naturaleza particular, la mujer es algo imperfecto y ocasional. Porque la potencia activa que reside en el semen del varón tiende a producir algo semejante a sí mismo en el género masculino. Que nazca mujer(en vez de varón) se debe a la debilidad de la potencia activa, o bien a la mala disposición de la materia, o también a algún cambio producido por un agente extrínseco, por ejemplo los vientos australes, que son húmedos, como se dice en el libro “De Generatione Animalium”. 
2.    Pero si consideramos a la mujer en relación con toda la naturaleza, no es algo ocasional, sino algo establecido por la naturaleza para la generación. La intención de toda la naturaleza depende de Dios, Autor de la misma, quien al producirla no sólo produjo al hombre, sino también a la mujer.

Los defensores de Santo Tomás interpretan el texto anterior de manera torticera y para entender este párrafo se afirma que, al escribir esto, Santo Tomás no está expresando un juicio religioso o de valor acerca de las mujeres, sino solamente constatando un “hecho científico” (¿)… o al menos lo que pasaba por “hecho científico” en su época.

Y esto se confirma con la frase con que concluye esta explicación: “como se dice en el libro De Generatione Animalium“.

jueves, 17 de agosto de 2017

SANTO TOMÁS DE AQUINO: LA SEXUALIDAD Y LA MUJER (3)



La Iglesia Católica, en lo esencial, no ha cambiado nada, o muy poco, respecto a la minusvaloración y menosprecio a las mujeres desde que fue conformándose desde los siglos IV y V por los Padres de la Iglesia y, sobre todo, por San Agustín y en el siglo XIII por Santo Tomás, que recoge todo lo anterior y, con la estructura de la teoría platónica (los dos mundos, contrapuestos) y con la inestimable ayuda de la Física y Metafísica aristotélica, de la mano de Averroes, para explicar este mundo.

El tomismo sigue vigente en la Iglesia, aunque con pequeños retoques, pero manteniendo la misma esencia, y se denomina “neotomismo”.

Saque usted sus conclusiones de su incardinación en el mundo actual.

Santo Tomás había nacido en el Castillo de Rocaseca, cerca de Nápoles, Italia, en 1225.
Es el último hijo varón de una numerosa familia de doce hijos.
Su padre se llamaba Landulfo de Aquino.

Santo Tomás era alto y grueso, pero no exageradamente.

Cerca del Castillo donde nació estaba el famoso convento de los monjes Benedictinos llamado Monte Casino. Allí lo llevaron a hacer sus primeros años de estudios.
Los monjes le enseñaron a meditar en silencio.
Lo que lee o estudia lo aprende de memoria con una facilidad portentosa.

Continúa sus estudios por cinco años en la Universidad de Nápoles, superando a todos sus compañeros en memoria e inteligencia.

Conoce a los Padres Dominicos y se entusiasma por esa Comunidad.
Quiere entrar de religioso pero su familia se opone.
Santo Tomás huye hacia Alemania, pero por el camino lo sorprenden sus hermanos que viajan acompañados de un escuadrón de militares y se lo llevan preso.
No logran quitarle el hábito de dominico, pero lo encierran en una prisión del castillo de Rocaseca...

Tomás aprovecha su encierro de dos años en la prisión para aprenderse de memoria muchísimas frases de la Sagrada Biblia y para estudiar muy a fondo el mejor tratado de Teología que había en ese tiempo, y que después él explicará muy bien en la Universidad.

Sus hermanos al ver que por más que le ruegan y lo amenazan no logran quitarle la idea de seguir de religioso, le envían a una mujer de “mala vida” (pero de “buen ver”) para que lo tiente y lo haga pecar.

Tomás toma en sus manos un tizón encendido y se lanza contra la “mala mujer”, amenazándola con quemarle el rostro si se atreve a acercársele.
Ella sale huyendo y así vence las pasiones de la carne.

Esa noche contempló en sueños una visión celestial que venía a felicitarlo y le traía una estola o banda blanca, en señal de la virtud, de la pureza que le concedía Nuestro Señor.


Es, como puede suponerse, más “agiografía” que “biografía”, pero así se ha querido que fuera visto el santo a lo largo de la historia.

martes, 15 de agosto de 2017

SANTO TOMÁS DE AQUINO: LA SEXUALIDAD Y LA MUJER (2)


A continuación transcribiré algunas citas (que creo que son auténticas) de Santo Tomás de Aquino sobre el tema que nos ocupa.

1.-  “Los vírgenes obtienen el cien por ciento del salario celestial; los viudos, el sesenta por ciento y los casados el treinta por ciento”.

2.- “En las mujeres hay más cantidad de agua, por eso pueden ser seducidas más fácilmente por el placer sexual”.

3.- “A las mujeres, resistir al placer sexual les resulta más difícil por el hecho de que ellas poseen menos fuerza de espíritu que los varones”.

4.- “La mujer no responde a la primera intención de la naturaleza, que apunta a la perfección, sino a la intención secundaria de la naturaleza, como putrefacción, malformación y debilidad de la edad”.

5.- “Nada arrastra tanto hacia abajo el espíritu del varón como las caricias de la mujer y los contactos corporales”.

6.- “La mujer posee menor fuerza física y también una menor fuerza espiritual. El varón tiene una razón más perfecta y una virtud más robusta que la mujer”.

7.- “A causa de su mente defectuosa, que, además de en las mujeres, es patente también en los niños y en los enfermos mentales, la mujer no es admitida como testigo en asuntos testamentarios”.

8.- “Hay que amar más al padre que a la madre, porque él es el principio activo de la procreación, mientras que la madre es el pasivo”.

9.- “El marido tiene la parte más noble en el acto marital, y por eso es natural que él tenga que sonrojarse menos que su esposa cuando exige el débito conyugal, porque el acto marital posee siempre algo vergonzante y causa sonrojo”.

10.- “Por su inteligencia más perfecta, el varón puede adoctrinar mejor la inteligencia de los niños”.

11.- “La mujer necesita al marido no sólo para la procreación y la educación de los hijos, sino también como su propio amo y señor, pues el varón es de inteligencia más perfecta y de fuerza más robusta, es decir, más virtuosa”.

12.- “Al hacer el voto de castidad y desposar así a Cristo, las mujeres son elevadas a la dignidad del varón, con lo que quedan libres de su subordinación a él y están unidas de forma inmediata a Cristo”.

13.- “Las relaciones sexuales frecuentes llevan a la debilidad de la mente”.

14.- “A diferencia de lo que ocurre con la comida y la bebida, la fuerza sexual -mediante la que se transmite el pecado original- está infectada y corrompida”.

15.- “Si por la virtud de Dios se concediera a alguien la gracia de no sentir placer desordenado en el acto de la procreación, incluso en este caso ese acto transmitiría el pecado original al hijo, ya que en el placer sexual, que es el transmisor del pecado original, no se trata del placer sexual actual sentido en el instante de la procreación, sino del placer sexual habitual basado en la condición humana, y ésta es igual en todas las personas”.

16.- “El acto marital impide los actos espirituales y constituye un obstáculo para una mayor honestidad”.

17.- “Una de las malas consecuencias de la lujuria es la feminización del corazón humano”.

18.- “Un matrimonio sin relaciones carnales es más santo”.

lunes, 14 de agosto de 2017

SANTO TOMÁS DE AQUINO: LA SEXUALIDAD Y LA MUJER (1)

Santo Tomás, las mujeres y el sexo

Santo Tomás de Aquino (1.224 – 1.274) fue el teólogo más influyente de la Edad Media y cuya influencia teológica y moral aún sigue.

En su tiempo se excluía a la mujer de los ministerios ordenados, para lo que Tomás tuvo que encontrar una justificación como teólogo, además de la tradición de que Jesús de Nazaret no había hecho a ninguna mujer apóstola.

La principal razón, decidió, era que la mujer era portadora de una naturaleza inferior, en relación al varón.

Aunque SantoTomás se limita a sistematizar lo que fue la opinión general de su tiempo, es importante adentrarse en su ética sexual y su concepción de la mujer, porque sus explicaciones han sido determinantes hasta nuestros días.
La influencia de este importante Doctor de la Iglesia católica sigue viva hoy en día, con el neotomismo que, yo mismo, tuve que estudiar. Difícilmente habrá un sacerdote o seminarista católico que no conozca al menos parte de su obra.

Ésta es (de manera harto resumida)  su doctrina:

1. Dios creó primero al varón, haciéndolo el origen del resto de la humanidad.

2. Dios creó a la mujer de la costilla del varón y para el varón.

3. Dios creó al varón a su imagen en todo el sentido del término, dado que Dios es la fuente de todo.

4. Dios creó a la mujer a su imagen sólo desde el punto de vista de que ella también tiene una mente.

5. La fuente activa en la semilla del varón, (el semen), deriva su poder parcialmente de las estrellas.

6. La semilla del varón contiene a un futuro niño.

7. En la procreación, la mujer sólo contribuye con su útero, que es como un campo arado en el que se ha sembrado una semilla.

8. Cuando nace un varón, el nacimiento es perfecto.

9. Cuando nace una mujer es porque el semen es débil, porque el material del útero es inadecuado o por la influencia de factores externos como los vientos del sur que hacen que la atmósfera sea húmeda.
Se trataría de un accidente.

10. Sin embargo, las mujeres cumplen un propósito en el plan de Dios porque Él, en su providencia, puede hacer uso inclusive de accidentes.
Ellas son útiles para la generación.

11. Hablando en forma estricta, cada mujer es un monstruo de la naturaleza.

12. Sin embargo, los órganos sexuales femeninos también se levantarán al momento de la resurrección porque tal evento corregirá los defectos de la naturaleza.

13. El varón tiene mayor poder de razón que la mujer porque Dios lo preparó para la actividad intelectual.

14. Aunque la mujer se une carnalmente al varón para la generación, no se une a él en sus facultades superiores.

15. Por todo lo anterior, San Pablo prohibió a las mujeres que enseñaran o tuvieran autoridad sobre otras mujeres.

16. Un varón ejerce la autoridad en forma natural.

17. La mujer está sujeta al varón porque él es su comienzo y su final.

18. El cabello de una mujer es un símbolo de su sujeción al varón.

19. Dios creó a la mujer como ayudante del varón pero sólo en lo relativo a la generación, no a las otras tareas del varón.

20. El varón está en estado de perfección y significa la eminencia de la naturaleza humana; por consiguiente, el varón puede representar a Cristo en la Eucaristía.

21. La mujer está en estado de sujeción, por lo que no puede significar eminencia de grado y no puede ser la expresión de la perfecta naturaleza humana.
Por consiguiente, la mujer no puede representar a Cristo en la Eucaristía.

sábado, 12 de agosto de 2017

ABELARDO Y ELOÍSA (Y 9)

 El Epitafio del cenotafio (“sepulcro o monumento funerario vacío”) de Abelardo y Eloísa, rezaba así:

Aquí,

Bajo la misma losa, descansan
El fundador de este Monasterio:
Pedro Abelardo
Y la primera Abadesa, Eloísa,

Unidos otro tiempo por el estudio, el talento,
El amor, un himeneo desgraciado,
Y la penitencia.

En la actualidad, esperamos, que una felicidad
Eterna los tenga juntos.

Pedro Abelardo murió el 21 de abril de 1142
Eloísa, el 17 de mayo de 1163.