miércoles, 10 de septiembre de 2014

IMAGINANDO EL MUNDO.

    

       Este es mi "mundo imaginado, deseado, preferido, querido, añorado..."

        Miren Uds. Desde siempre los hombres han visto llover, y salir el sol, y morir un animal o una persona, y cada día ven que se acerca y llega la noche, y que nacen los corderillos….. Son hechos que los hombres desde siempre han podido ver, contemplar. Saben que existen. Y saben que dentro de un rato cesarán los truenos, y saben que…..saben….saben…. Pero no saben por qué ocurre lo que ocurre. Saben que ocurre, pero no saben el por qué, por eso se les desata la imaginación y crean sus mitos.

        Los mitos, las creencias, son siempre previos a la ciencia.
        Los niños primero creen lo que les dice su “seño”, luego ya sabrán que Fuengirola está de Málaga a 32 Klm.

        Saber y creer lo mismo es imposible.
       
        Lo que se sabe, no se cree. Lo que se cree no se sabe.

        Tenemos que trabajar, existe la enfermedad, hay guerras, existe la injusticia, y la avaricia, y el odio, y….. pero.. ¿Por qué existe todo esto?.

        Cuando no lo sabían, para poder vivir tranquilos, tienen que buscar un porqué. Pero no lo saben. Por eso crean el mito.

        Y como es una cultura androcéntrica, varonil, machista,…. La culpa no va a ser del varón….así que…
Aquí entra, en esta historia, la mujer.

        La mujer (llámese Eva o, en nuestro caso Pandora) es la causante de todos los males que ocurren. Ya tenemos el chivo expiatorio. Ya podemos respirar tranquilos de que no hemos sido los varones los causantes de este estropicio y de haber dejado la Edad de Oro, el Paraíso perdido. La culpa la tuvo la mujer.

        La misoginia entra a formar parte de la historia de la humanidad.

        ¿Cuál es mi mundo imaginado?

        Mi mundo imaginado es un mundo de personas, no de creyentes y ateos, no de blancos y de negros, no de varones y de mujeres, sino de personas. Las personas son previas a sus diferencias

        Todos, absolutamente todos los hombres somos iguales, porque somos personas y en cuanto personas todos somos igual de personas, (no desiguales)

        Pero somos distintos: distintos en el sexo (varones-mujeres), distintos en la raza (blancos-no blancos), distintos en religión (creyentes-ateos), en belleza (guapos-feos), en estatura (altos- bajos), en peso (gordos-flacos), en cultura (cultos-ignorantes), en el trabajo (trabajadores-parados-jubilados), en nacionalidad (españoles-no españoles), distintos en riqueza (ricos-pobres….), distintos en la lengua (castellano, inglés, francés o vasco…), distintos en las ideas ( cosmopolitas, universales o nacionalistas y excluyentes)…

        (Pueden Uds. seguir poniendo diferencias, pero las diferencias NO SON DESIGUALDADES).

        Los filósofos decimos que una cosa es la esencia y otra los accidentes. Somos ESENCIALMENTE IGUALES, aunque luego seamos ACCIDENTALMENTE DISTINTOS.

        Todos los triángulos rectángulos son igual de triángulos e igual de rectángulos. Todos tienen igualmente TRES lados y UN ángulo recto, aunque luego tanto los grados de los otros dos ángulos sean distintos, como la longitud de sus lados sean distintos.
       
        Considero un error descomunal incidir en las DIFERENCIAS. Lo que hay que subrayar es la IGUALDAD.

        Y hablar de IGUALDAD es hablar de personas, mientras hablar de DIFERENCIAS es hablar de sexos, de ideas, de culturas, de religiones,…

        Lo contrario de IGUAL es DESIGUAL. Y todos los hombres somos IGUALES, porque somos PERSONAS. Da igual sus Diferencias. Todos tenemos los mismos Derechos Humanos, porque todos somos igual de personas. Ud, señora y yo varón, somos iguales, porque Ud. y yo somos personas, igualmente personas, igual de personas. Sus derechos y mis derechos, en cuanto personas, son los mismos, porque Ud. y yo somos iguales en cuanto personas. (ya es que no sé cómo decirlo)

        Lo contrario de IDÉNTICO es lo DIVERSO. Y todos somos diversos. No hay dos personas idénticas. Nadie es fotocopia de nadie. Todos somos Originales, no copias.

        Por lo tanto hay que decir NO a toda discriminación por razón de sexo, religión, nacionalidad, raza, lengua, cultura….porque todos somos iguales en cuanto Personas.

        Pero los Derechos Humanos no son realidades que estén ahí, sino proyectos que hay que realizar.

        Si todos somos Iguales en Derechos fundamentales, de hecho esa igualdad no se da, es un proyecto por el que merece la pena trabajar, porque es una meta  que hay que conquistar y hacerla realidad.

        Los Derechos Humanos son Ideales a realizar NO hechos a constatar.

        El varón siempre ha sido varón, pero la mujer nunca ha gozado de realidad como ser independiente. La mujer siempre ha sido definida, no por ella misma, sino por su relación con un varón. Más aún y peor aún, la mujer siempre ha sido definida en relación con el sexo. La mujer ha sido: esposa de, hija de, madre de, viuda, virgen,…..

        Los tres grandes colectivos discriminados a lo largo de la historia han sido: Los NIÑOS, los ESCLAVOS y las MUJERES.

        Si hoy existe una protección especial de los NIÑOS, y la ESCLAVITUD ha desaparecido, prácticamente, en el mundo civilizado, el colectivo de las MUJERES, sigue, tristemente, discriminado, tanto en lo salarial como en lo laboral, sin contar con la doble jornada diaria que la mujer realiza, porque el trabajo en el hogar es trabajo y, por desgracia, mayormente femenino.

        La MATRIA (la Matriz) fue nuestra primera morada, el paraíso perdido. Sólo duró 9 meses, pero ¡qué nueve meses de felicidad¡.

        Nada más salir de la Matria, quedamos instalados en la PATRIA. El mundo, la vida, que ha sido y es varonil, machista, marcadamente masculina.

         La Patria (la sociedad) nos va a ir formando como tal tipo de personas, pero fue nuestra Matria la que nos parió como personas.

        TODOS, SIEMPRE, hemos sido felices en la matria, nadando y arropados en el líquido amniótico.

        ¿Somos Todos y Siempre felices, de la misma manera, en la patria, en la tierra, en las naciones, en la vida, envueltos en el aire que respiramos?.
       
        .
        ¡LA MADRE QUE NOS PARIÓ¡ el mayor piropo que se le puede decir a una mujer ( o la mayor blasfemia, imperdonable ).

        Ese es mi mundo imaginado. Un mundo de personas.
        Un mundo donde la discriminación brille por su ausencia.

        Un mundo donde los valores tengan que ver con el “ser” y no con el “tener”.

        Un mundo donde la solidaridad esté hasta en el aire que respiramos.

        Un mundo en el que no exista ni un niño con el estómago vacío y la mente en blanco.

        Un mundo en que cuando vayas por la calle al mirar a alguien no lo veas como varón o mujer, como guapo o feo, como alto o bajo, sino como PERSONAS.


        Es que ahí está todo, en eso se resume todo.

        Un mundo habitado por PERSONAS.

        ESE ES MI MUNDO IMAGINADO.





                                               Muchísimas gracias.

2 comentarios:

  1. Acertada exposición acerca de la persona humana. Gracias.

    RUBEN

    ResponderEliminar
  2. Gracias a ti por entrar en el blog, leerme y opinar.

    ResponderEliminar